Continúa el escándalo tras la polémica separación de Horacio Cabak, luego de que su mujer, Verónica Soldato, sospechara, a pesar de que llevaban 27 años juntos, le fue infiel.

//Mirá también: Horacio Cabak rompió el silencio: “Mi familia no la está pasando bien

“Es una decisión mía de no voy a hablar más del tema” dijo Cabak al movilero de “Intrusos” (América TV). A su vez, indicó que se encuentra bien.

Verónica Soldato llevaba 27 años junto a Horacio Cabak (Captura).Captura de pantalla

Además, el panelista de “Polémica en el bar” (América TV) señaló que no piensa renunciar y que, en caso de que se siga hablando del tema, no irá al canal.

//Mirá también: La fuerte declaración de la exmujer de Horacio Cabak: “No me voy a arreglar”

El nombre de Rocío Oliva había comenzado a sonar como una de las posibles mujeres que había tenido un romance con Cabak. En este sentido, la ex de Diego Maradona desmintió totalmente la situación.

Rocío Oliva se vio involucrada en la separación de Horacio Cabak pero lo desmintió. Internet | Internet

Sobre esto, el conductor aclaró: “Están involucrando a gente que no tiene nada que ver”, recalcó. Y agregó: “No hablé con Rocío Oliva. Mi abogado va a hablar en nombre mío”.

A su vez, dijo que con ella no tiene nada que ver. Y añadió: “Rocío Oliva dio por sentado que yo engañé a mi mujer y lo va a tener que demostrar”.

“Mi mujer es mi mujer”, subrayó y comentó que sigue hablando con ella, razón por la que se mantiene “tranquilo”.

Horacio Cabak: "Mi mujer es mi mujer".

Horacio Cabak defendió a la azafata involucrada en su separación

En medio del programa “Los ángeles de la mañana” (El Trece), el periodista Ángel de Brito dio a conocer una serie de mensajes que intercambió con Horacio Cabak, quien se encuentra envuelto en un escándalo con su mujer Verónica Soldato, a quien supuestamente habría engañado.

Según leyó el conductor, Cabak explicó que los mensajes que mantuvo con Mariana, la azafata, quien presuntamente habría sido la tercera en discordia, fue por una charla de influencers.

“Literalmente dice ‘lo de la azafata solo es la charla de Twitter del whisky de Twitter. Una joda a Malaspina y su millón de likes’”, leyó de Brito.

“Terminó con una marca de whisky mandándole una botella a la casa. No hay nada ahí. La están triturando”, agregó.