Elisa Carrió, líder de la Coalición Cívica, cuestionó la llegada de la vacuna rusa Sputnik V y enfatizó que es “un negocio entre Cristina Kirchner y los rusos”. A su vez, habló del conflicto con el campo y de la relación del Gobierno con la Justicia.

“El Gobierno nacional no ha tenido la más mínima seriedad con el tema de la vacuna. Jamás me pondría la vacuna porque no hay información clara. Es un negocio de Cristina Kirchner y los rusos”, manifestó Carrió en declaraciones a TN.

Y agregó: “Hemos hecho una denuncia penal contra la ANMAT y contra Ginés González García (ministro de Salud). Se está jugando con la salud de muchos argentinos. Es una imposición de Cristina al gobierno de Alberto Fernández. Ella impuso la vacuna rusa no hay que olvidarse. Estamos en una alianza geopolítica muy peligrosa”.

En ese sentido, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, había solicitado “todos los esfuerzos por liberar rápidamente la cláusula de confidencialidad” en relación a los resultados de la fase 3 de ensayos de la Sputnik V.

Por su parte, la exdiputada se refirió a la estrategia del ex vicepresidente Amado Boudou para evitar la cárcel, tras la solicitada del kirchnerismo reclamando su libertad. “Pide una solución política o de lo contrario habla”, dijo.

“Saben que les quedan solo ocho meses para la impunidad. Porque saben que van a perder las elecciones (legislativas), por eso ponen todos los recursos en la provincia de Buenos Aires, para poder ganar y consagrar una impunidad que es transitoria, porque finalmente van a ser condenados y ya están siendo condenados, están en un juego sin salida y desesperado”, completó en ese momento.

“No pueden poner un tribunal equiparado a la Corte Suprema porque no lo habilita la Constitución, me gusten o no sus miembros”, enfatizó Carrió, quien opinó que Cristina “está obsesionada con su impunidad personal”

Conflicto con el campo

Asimismo, Carrió también se refirió al conflicto del Gobierno con el campo e hizo mención de los dichos de la diputada oficialista Fernanda Vallejos, quien puso en cuestionamiento el sistema de exportación nacional por el impacto en el comercio interior de la dinámica internacional de los precios.

Se cae la Argentina en un día si el campo no exporta. ¿De qué creen que vamos a vivir?”, planteó Carrió.

Por último, dio indicios sobre su futuro político: “Yo puedo dar la batalla en la Provincia. Si mido y sirvo, sirvo. Yo ya estoy hecha. Si me dicen ‘goberná la provincia de Buenos Aires’, sí lo haría, aunque sea lo último que haga en mi vida”.