El Gobierno usa sus cartas de cara a las próximas elecciones. Con la finalidad de reactivar el consumo y quedar mejor parado para los comicios, el oficialismo apuesta a que el sector público y privado depositen en los argentinos al menos $335.000 millones para julio.

//Mirá también: Eduardo Duhalde sobre la salud de Alberto Fernández: “No está bien, duerme poco”

Esta inyección monetaria tiene que ver con aguinaldos, devoluciones de Ganancias, bonos a jubilados y programas sociales, según la consultora EconViews. Este empujón al consumo se dan a falta de tres meses para las PASO.

Alberto Fernández planea una inyección económica al consumo.ESTEBAN COLLAZO | PRESIDENCIA DE LA NACION

La misma consultora se pregunta hacia dónde destinarán ese dinero. Desde el Gobierno creen que el consumo de bienes puede ser una opción ante la ausencia de turismo por el avance de la pandemia.

EconViews, a su vez, remarca que “las expectativas respecto a la dinámica del salario real en el corto deberían mejorar”. Cabe aclarar que los sueldos están siete puntos abajo, en relación a la inflación.

Así las cosas, consideran que “buena parte de la plata que se volcará a la calle en julio irá a consumo mientras que otra menor irá a ahorro”.

Por otra parte, establecen la posibilidad de que exista “una mayor dolarización, aunque las tasas en pesos son relativamente atractivas ante un proceso de desaceleración de la inflación que vemos para adelante y con un Banco Central decidido a ponerle un techo a las cotizaciones paralelas”.

//Mirá también: Alberto Fernández demandará a Patricia Bullrich por “difamaciones”

Los $335.000 millones

De ese monto que el Gobierno planea inyectar en la calle, se desprenden:

  • $5.400 millones en el plan Potenciar Trabajo.
  • $6.923 millones en el reintegro de Ganancias.
  • $33.000 millones en el bono a jubilados.
  • $290.000 millones en el medio aguinaldo.