Después de acercarse a una vida muy parecida a la de antes de la pandemia, Israel volvió a superar este martes el centenar de positivos de COVID tras meses, en medio de un progresivo aumento de los casos con más del 90 % de infectados por la variante Delta, entre los que un 40 % estaba vacunado.

//Mirá también: Argentina, destino “de mayor riesgo” para Israel por los casos de coronavirus

Una semana atrás, el país de más de nueve millones de habitantes, había cancelado la obligatoriedad de llevar mascarilla en interiores con una tasa de morbilidad en el mínimo desde abril.

Este martes, el Ministerio de Sanidad informó 105 nuevos contagios en las últimas 24 horas, lo que incrementa el ratio de positividad del 0,1% al 0,3%. En total, 397 casos están activos con 51 personas hospitalizadas, de las cuales 24 están en situación grave con 18 conectadas a respiradores.

Israel. Uno de los primeros países en retornar a la normalidad.La Voz

Los datos, pese a ser todavía bajos, están preocupando a las autoridades israelíes por la tendencia y el nuevo primer ministro, Naftalí Benet, aprobó esta semana un refuerzo para controlar la cuarentena obligatoria de los retornados del extranjero sin vacunar, así como los controles en el aeropuerto internacional de Ben Gurión.

El lunes, el Ministerio de Sanidad recomendó “firmemente” la vacunación entre los menores de entre 12 y 15 años tras los brotes detectados en dos ciudades del país que han obligado a cerrar centros escolares.

Cerca de la “normalidad”

Más de 5,1 millones de residentes en Israel han recibido las dos dosis desde que se iniciara la rápida campaña de vacunación a finales de diciembre y los contagios cayeron drásticamente lo que llevó a levantar la mayoría de las restricciones.

A mediados de abril, la mascarilla al aire libre dejó de ser obligatoria y desde el 15 de junio, en interiores, salvo algunas excepciones como aeropuertos, geriátricos e instituciones de bienestar social.

La entrada de extranjeros con visado de turista, vetada desde marzo de 2020, quedó aliviada a finales de mayo, cuando se comenzó a permitir la entrada de grupos organizados con turistas vacunados.

A partir del 1 de julio el país pretende permitir el acceso de turistas vacunados que lleguen de forma individual.

Ante el aumento de los casos por la variante Delta, predominante en Israel, Sanidad considerará nuevas restricciones aunque el coordinador nacional de la pandemia, Nachman Ash, matizó que no se tomarán “medidas innecesarias que puedan afectar la confianza de la gente”.

Con información de EFE.