El ministro de Educación, Nicolás Trotta, consideró que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, “pone en riesgo a toda la comunidad educativa” y a “toda la sociedad” al habilitar las clases presenciales en la ciudad de Buenos Aires a partir de este lunes, después de los nueve días de confinamiento estricto durante los que estuvieron suspendidas.

//Mirá también: Trotta advirtió a Rodríguez Larreta: “No debería volver a la presencialidad en las escuelas”

“Es inentendible. Está poniendo en riesgo la salud de toda la comunidad educativa y a toda la sociedad”, dijo Trotta a El Destape Radio.

En la Ciudad, se retomó la presencialidad para jardines maternales y niveles inicial, primario y especial. Los estudiantes de primero y segundo año de la secundaria tendrán bimodalidad (mitad de clases presenciales y la otra mitad en forma virtual), y el resto de los estudiantes de la secundaria (3° a 5° y 6° año) sólo van a cursar en forma virtual. Igual que las escuelas para adultos, las terciarias y los Centros de Formación Profesional.

El ministro Trotta también se mostró preocupado por otros distritos que continúan con la presencialidad en las aulas, como es el caso de Córdoba y Mendoza.

//Mirá también: Nicolás Trotta: “El país no puede tener 24 estrategias distintas porque hay una sola pandemia”

“Lo que plantea el DNU es despartidizar cualquier discusión sobre la presencialidad, y que hay que poner en suspenso la presencialidad frente a la situación de alarma epidemiológica con variables objetivas”, dijo.

Córdoba tiene una tasa de incidencia peor que la de la Ciudad de Buenos Aires y Mendoza no está en zona de alarma epidemiológica, pero sí en lo que hace a la ocupación de camas”, indicó Trotta.

Vuelta a la presencialidad

El ministro diferenció a estas tres jurisdicciones de “el resto, que cumplen la norma y, cuando están en alarma, suspenden la presencialidad”.

Incluso, mencionó que, “en las zonas de riesgo bajo, entre ellos 14 distritos de la provincia de Buenos Aires, se puede recuperar la presencialidad en las aulas”.

En este sentido, Trotta explicó que, para que las clases presenciales se suspendan, tiene que haber “una incidencia de 500 contagios cada 100.000 habitantes, y la Ciudad está más que duplicando el indicador”.

El ministro citó los casos de Alemania, donde “la tasa de incidencia es 330 cada 100.000 para suspender las clases presenciales” y de Uruguay, país en el que directamente “no se iniciaron las clases presenciales” y “pusieron en suspenso el cronograma de regreso escalonado que tenían armado frente al aumento de casos”.

“A mediados de esta semana quizás empecemos a ver un esquema de recuperación de algunos indicadores tras los nueve días de restricciones”, vaticinó, optimista.

Vacunación a docentes

Aun si estuviese vacunado el 100% de los docentes y auxiliares, esto no implica” que pueda volverse a la presencialidad porque falta que la vacuna llegue a niños, niñas y adolescentes, consideró Trotta.

De todos modos, se expresó optimista respecto al avance del plan de vacunación contra el coronavirus y dijo que permitirá “en agosto y septiembre intensificar la presencialidad” en las aulas.

“El proceso de vacunación que se acelera nos permitirá en agosto y septiembre intensificar la presencialidad y, previamente a eso, tendremos un esquema de intermitencia”, dijo Trotta.

Con información de Télam.