Chano Moreno Charpentier grabó un video desde el Sanatorio Otamendi, donde estuvo internado por dos semanas desde que recibió un balazo durante un confuso episodio en Exaltación de la Cruz. Este jueves el cantante recibió el alta médica y será trasladado a un centro para tratar su adicción a las drogas.

//Mirá también: Caso Chano: un testigo declaró que escuchó varias veces el grito “alto” antes del disparo del policía

“Hola, queridos amigos. Soy Chano, desde el hospital Otamendi, el lugar donde me recuperé milagrosamente gracias a todo su plantel, médicos, enfermeros, médicos clínicos, gerentes, que me han tratado como nunca me trataron en un hospital en mi vida”, comenzó a decir en el video que difundió su familia.

El cantante y ex líder de “Tan Biónica” se mostró agradecido por el apoyo: “Quiero agradecer fundamentalmente a los medios, a los chicos que están pasando frío abajo, los cronistas. Ésta no es una manifestación caprichosa de indiferencia, sino que yo tengo que ponerme en primer lugar”.

Tengo que curar mi adicción a las drogas así que me estoy yendo a otro lugar a seguir con mi tratamiento, donde necesito muchísimo respecto no solo por mi sino por los compañeros que necesitan del silencio para poder seguir con el tratamiento de su enfermedad de adicción”, pidió.

Luego, dedicó un mensaje a sus seguidores: “Quiero agradecer a los fans por las demostraciones de afecto. Ante cada uno de los momentos difíciles que tuve me puse a leer sus declaraciones de amor eterno. Yo también estoy para ustedes y los amo para siempre. No podemos vernos hoy pero quería mandarles este mensaje y decirles que estoy feliz porque confío en que lo mejor está por venir”.

//Mirá también: Gastón Pauls habló sobre Chano: “Se ponen de moda los memes, haciendo chistes sobre una tragedia”

Chano recibió un disparo en el abdomen el pasado 25 de julio por la madrugada en su casa en Exaltación de la Cruz en un confuso episodio que es investigado por la Justicia. Facundo Nahuel Amendolara, el policía que realizó el ataque, está imputado por “lesiones gravísimas agravadas por el uso de arma de fuego y por haber sido cometidas por un funcionario policial”.