Manny Pacquiao tuvo un combate durísimo contra Yordenis Ugás y una derrota que podría haber cerrado su inmensa carrera. La esposa del filipino mostró cómo quedó luego de cinco días de la batalla en Las Vegas.

//Mirá también: Pablo Lescano visitó a Marcos Maidana y el “Chino” se llevó remera de regalo

Si bien “Pacman” lo calificó como “uno de los oponentes más fáciles” de su historial, el cubano lo derrotó ampliamente.

Siendo siete años menor (35) y casi diez centímetros más alto (1.75), Ugás dejó grandes secuelas en el rostro de Pacquiao.

//Mirá también: La pelea entre Maravilla Martínez y Brian Rose se postergará

Con notoria hinchazón y moretones en su rostro, el filipino terminó su comida con la ayuda de su esposa Jinkee Pacquiao.