"Estamos destrozados", dijo el argentino sobre el estado el ánimo del equipo tras la noticia de la muerte de la esposa del entrenador, Gregg Popovich.


Emanuel Ginóbili, líder de los San Antonio Spurs, fue uno de voceros del equipo que salió a decir unas palabras al conocerse la dolorosa noticia de la muerte de Erin Popovich, la esposa del entrenador Gregg Popovich.

“Todos estamos destrozados, dolidos”, dijo Ginóbili, que se mostró muy compungido por la muerte de Erin, quien falleció a los 67 años tras una larga batalla contra un padecimiento respiratorio.

Ginóbili es la mano derecha del entrenador Popovich, con quien mantiene una relación profesional que se convirtió en una gran amistad tras sus 16 temporadas en la NBA. 

“Todos sabemos la clase de persona que es Pop. Muy pocos la clase de dama que era Erin. Es doloroso”, señaló.

Y afirmó que el equipo afrontará el duelo de esta noche frente a los Warriors con la necesidad de mostrarle todo el apoyo a su entrenador.

 “Queremos estar cerca de Pop, queremos apoyarlo, tenemos que salir allá afuera y competir hoy. Vamos a lugar y a intentar dar lo mejor de nosotros”, concluyó.




Comentarios