La Comisión Europea dio su visto bueno pero debió vender todo el negocio de semillas a la competidora alemana BASF.


La Comisión Europea autorizó este miércoles al gigante alemán de la agroquímica Bayer a adquirir su rival estadounidense Monsanto, siempre y cuando cumpla con su compromiso de vender parte de sus actividades en sectores como las semilas.

Esta operación, que según Bruselas dará luz al “mayor actor integrado del mundo en los sectores de las semillas y plaguicidas”, se produce en un sector cada vez más concentrado con la fusión de los estadounidenses Dow y DuPont y la compra del suizo Syngenta por el gigante chino ChemChina.

“Autorizamos el proyecto de adquisición de Monsanto por Bayer porque las soluciones propuestas por las partes (…) responden plenamente a nuestras preocupaciones en materia de competencia”, dijo Margrethe Vestager.

Bayer, el segundo distribuidor de pesticidas en el mundo, se comprometió así ante la Comisión a ceder activos en este sector y en el de las semillas para evitar duplicidades con Monsanto, empresa que por su parte realiza la mayor parte de sus ventas en Estados Unidos y América Latina.

La fusión entre Bayer y Monsanto, anunciada en septiembre de 2016 por un monto de 66.000 millones de euros, no podrá finalizarse hasta que Bruselas termine el examen sobre esa venta.




Comentarios