Es el ataque más grave registrado en décadas en Egipto contra un lugar de culto cristiano.  


Al menos 25 personas murieron y otras 49 resultaron heridas en un atentado con bomba contra el complejo eclesiástico donde se encuentra la catedral ortodoxa copta de San Marcos, en El Cairo. La explosión tuvo lugar durante el transcurso de una misa en la que participaba un gran número de fieles.

El presidente de Egipto, Abdel Fatah al Sissi, declaró tres días de duelo oficial por el atentado, que calificó de “vil ataque de terrorismo” que apuntaba a “la nación, tanto a coptos como a musulmanes”.

Fuentes de seguridad citadas por los medios locales dijeron que el atentado fue perpetrado con una bomba colocada en la puerta de la Iglesia de San Pedro, situada junto a la Catedral copta de San Marcos y la sede del patriarca de la Iglesia Ortodoxa Copta, Teodoro II, en el barrio de Al Abasiya.


En esta nota:

Atentado


Comentarios