En su última noche en Argentina antes de regresar a Bolivia tras la asunción de Luis Arce, Evo Morales cenó con el presidente Alberto Fernández y su comitiva en La Quiaca, Jujuy. La foto de la comida, con varias personas alrededor de una mesa, sin barbijos ni distanciamiento, se volvió viral.

Evo Morales y Alberto Fernández, en La Quiaca, Jujuy

Fernández viajó acompañado, entre otros, por los ministros Eduardo de Pedro (Interior) y Elizabeth Gómez Alcorta (Mujeres, Géneros y Diversidad); el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz; y el secretario de Comunicación, Juan Pablo Biondi.

En La Quiaca, Jujuy, el presidente Alberto Fernández y el expresidente de Bolivia Evo Morales encabezaron una cena con sus respectivas comitivas.

En la foto unas 16 personas están sentadas a la mesa y muy pocas llevan puesto barbijo, mientras que nadie respeta el metro y medio de distancia recomendado entre personas.

No es la primera vez que Alberto Fernández y Evo Morales comparten un evento social. A mediados de octubre ambos fueron fotografiados junto al secretario general de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA) y diputado nacional, Hugo Yasky, y a Eduardo Valdés, sin distancia y sin barbijo.

Valdéz, Fernández, Morales, Yasky, en Olivos

Tras la cena en La Quiaca, Morales cruzará este lunes a Bolivia, donde desde el domingo su partido, el MAS, recuperó el gobierno del país. El acto de despedida está previsto para las 10, cuando Morales inicie un viaje de dos días para arribar el miércoles próximo al Trópico de Cochabamba, su tierra natal.

Serán 800 coches los que, en caravana, recorrerán más de 1000 kilómetros hasta Cochabamba, adonde planea llegar el 11 de noviembre, cuando se cumple un año de su salida del país, tras renunciar a la presidencia.