El productor musical contó todos los "rebusques" que armó para ganarse la vida en esta época de pandemia.


Recientemente la Tota Santillán contó que trabaja como vendedor ambulante de barbijos para enfrentar a la crisis por la pandemia. La Tota admitió que: “para sobrevivir a la pandemia hice otros trabajos. Terminé de trabajar en Mar del Plata y comenzamos a hacer tapabocas. Los barbijos. Nos dedicamos a vender guantes. Insumos de la sanidad. Alimentos no perecederos también que fuimos vendiendo. Los repartíamos en la camioneta. Es todo el trabajo que ha hecho uno y que he trabajado siempre”.

La Tota Santillán

“Estamos armando un autocine para la gente. He vendido ropa. El programa que estamos haciendo por streaming es como que vos lo veas por la televisión. Yo he tenido la carnicería todo este tiempo. He vendido buzos y remeras. Con un montón de amigos porque uno tiene que vivir“, señaló en una entrevista en radio “Mitre” con Juan Etchegoyen en Mitre.

Los “rebusques” de la Tota Santillán para trabajar en la pandemia (Web)

Santillán explicó que “me encontré con la gente en la calle. Yo soy el que te está vendiendo. Me decían que era la Tota y no creían que vendía los barbijos yo. Era encontrarse con la gente y ayudarnos. Durante el día salíamos a vender guantes, carne, yo no tenía problemas“.

Los “rebusques” de la Tota Santillán para trabajar en la pandemia (Web)

“Siempre tuve precaución y he tenido amigos que se han contagiado. Le ha pasado a parte de mi familia también. He perdido un amigo. No lo podía creer. Y el miedo a que te roben y a contagiarte. Miedo a todo“, finalizó la Tota.


En esta nota:

Entretenimiento


Comentarios