La joven pastelera relató el sufrimiento que sufrió cuando las redes sociales la atacaron por considerarla tramposa.


Samanta Casais fue uno de los nombres más mencionados en las redes sociales mientras el reality de pasteleros amateurs, Bake Off, estuvo al aire por Telefé. Antes de que se conociera que había sido la ganadora del concurso, los fanáticos del programa estallaron contra ella por considerarla una tramposa.

Se filtraron videos y evidencia que mostraban que la joven no era amateur, sino que ya había trabajado como cocinera y que hasta había participado en televisión haciendo recetas de cocina al aire.

Christophe Krywonis (Instagram)

En una entrevista para Primicias Ya, abrió su corazón y explicó lo duro que fue pasar por tantos insultos y bullying. La pastelera aseguró que cuando aparecieron los haters contra ella, se desató su depresión. “Fue necesario estar alejada este tiempo para resguardar un poco mi salud, después de todas las cosas que se dijeron que me lastimaron mucho”, dijo, ya que hace más de tres meses que no está en los medios.

“Me dediqué en hacer tortas para vender, la gente me pidió un montón pese a la pandemia. Tenía ganas de volver al ruedo aunque tenía un poco de miedo. Pero mi vida sigue y necesito llegar a mis metas pese a todo lo que pasó“, agregó, con respecto a su presente laboral.

Samanta Bake off

El duro momento de la entrevista llegó cuando Samanta contó que pensó en quitarse la vida y hasta de qué manera. “Yo llegué hasta pensar en suicidarme, no quería vivir más. Le dije a mi novio que no quería vivir más, que quería dejar de existir”, confesó.

“Mi novio se había ido a comprar y yo estaba en la bañera pensando eso, un rato largo estuve ahí llorando. La mente se me puso en blanco y dije ‘¿si lo termino todo acá?’”, continuó el cruel relato. “Pero en un momento se me pasó mi mamá, mi novio, mis hermanos y dije ‘no’ porque dejaba a mucha gente sufriendo”, agregó.

Samanta Bake off

Su novio la encontró en esa situación y fue quien ayudó a Samanta a sobrepasar el momento. “Me encontró y dijo que iba a llamar ya mismo al psiquiatra. Habló con mi psicólogo, y ahí tuve la entrevista con ambos. Se me medicó y ahí pude salir adelante”, contó la cocinera que ya tiene un nuevo proyecto en televisión.

Línea del centro de prevención del suicidio: 135 (comunicación gratuita desde Capital Federal y Gran Buenos Aires) o (011) 5275-1135 desde todo el país. El llamado es personal, confidencial y anónimo.


En esta nota:

Entretenimiento


Comentarios