El infectóloco Omar Sued lo planteó tras registrarse el martes 438 contagios. Dijo que se podrían definir medidas más drásticas.


Uno de los integrantes del Comité de Expertos que asesora al Gobierno nacional frente a la crisis del coronavirus no descartó este miércoles que se puedan establecer “medidas más drásticas” que incluyan volver a la fase de cuarentena más extrema en la Capital Federal y en la provincia de Buenos Aires.

“Estos días de acá al viernes son críticos para pensar si realmente hay que tomar medidas mucho más drásticas”, remarcó Omar Sued, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología y uno de los especialistas que participa en las deliberaciones con el presidente Alberto Fernández para definir acciones contra la pandemia.

Omar Sued, el médico jujeño que asesora al presidente Alberto Fernández, es consultado permanentemente por los medios nacionales. (Web)

Y detalló que esas acciones podrían contemplar “otra vez un cierre total de la ciudad de Buenos Aires”. “Dejar al resto del país en una situación como en la que estamos o incluso más flexible y cerrar la circulación en Ciudad y Provincia, pero son discusiones que hay que tomar, que hay que mirar con los datos”, aclaró.

Sued reconoció que el récord de contagios que se produjo este martes, cuando se identificaron 438 casos (157 en la Capital Federal y 224 en la provincia de Buenos Aires), representa una “alarma grande”.

Al respecto, indicó que la situación presenta mayores complicaciones en el Área Metropolitana de Buenos Aires y que ello demanda “seguir mirando territorialmente lo que está pasando, en particular en los barrios vulnerables de Ciudad y de provincia”.

En declaraciones a radio El Destape, remarcó que las acciones de control y prevención en las villas deben reforzarse porque, advirtió, “si se descontrola es una situación problemática”.

La cuarentena general que estableció el presidente Fernández para tratar de desacelerar la marcha del coronavirus cumplió este miércoles dos meses, aunque las restricciones fueron mutando y flexibilizándose en las zonas en las que se consideró que la situación no suponía mayores riesgos.

En el Gobierno nacional comenzaron a analizar la situación de cara al próximo domingo cuando vence la extensión de la cuarentena. Antes, el Jefe de Estado deberá anunciar cómo será la próxima fase del aislamiento social que diseñaron las autoridades sanitarias para enfrentar al coronavirus y que, según trascendió, se extendería hasta el 8 de junio.

Por lo pronto, la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires continúan en la fase 3 de ese esquema de aislamiento social obligatorio, a diferencia del resto del país donde el pasado El 10 de mayo se inició la fase 4, en la que se permite la apertura de actividades bajo la autorización de los gobernadores, el cumplimiento de protocolos sanitarios y controles para determinar que los casos no se dupliquen en un plazo menor a los 25 días. En tanto, la próxima fase demandará ya la no aparición de contagios.

Las discusiones que inició en los últimos días el Gobierno nacional se enmarcan también en la polémica y las acusaciones cruzadas entre las administraciones del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof.

Foto: ESTEBAN COLLAZO / Argentinian Presidency / AFP.

Es que esas jurisdicciones se convirtieron en el epicentro del coronavirus en el país: en la Capital Federal se identificaron hasta este miércoles 3.566 personas infectadas, y en Buenos Aires, 2.918, mientras que el total en la Argentina asciende a 8.809.

Este miércoles, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, consideró este miércoles que “no tendría sentido aislar la Ciudad, pero en el momento que venga la curva más dura le vamos a tener que pedir a la sociedad un nuevo esfuerzo”.

Al respecto, destacó que la apertura de más comercios y las salidas recreativas de niños y adolescentes de los fines de semana son medidas “para darle un respiro al bolsillo y a la gente”, pero advirtió que “tenemos que pasar la montaña, porque la forma de pasarla más rápida y mejor es así, con un esfuerzo de todos”.

Quirós se pronunció así tras un planteo del ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, quien no descartó la posibilidad de analizar el aislamiento futuro de la Capital Federal frente a la disparada de los casos de Covid-19.” Hoy no hay que blindar a la Capital Federal. Mañana, no sé”, se limitó a plantear el funcionario provincial.

Sin embargo, la ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, salió luego a aclarar que esa posibilidad no está en estudio.

El “dato más crítico”

Aunque todas las miradas se centraron en los últimos días en lo que sucede en las villas del Área Metropolitana de Buenos Aires, donde las autoridades sanitarias intensificaron los controles, los especialistas indican que el dato más alarmante tiene que ver con la aparición de casos fuera de las zonas de transmisión comunitaria.

“Vos tenés un montón de gente infectada en un barrio y es lógico que si vas a buscar vas a encontrar más casos”, explicó Sued.

EFE/Juan Ignacio Roncoroni

El infectólogo agregó que la expectativa es que con los controles y el refuerzo de las medidas de prevención ese nivel de contagios en zonas de transmisión comunitaria comenzará a descender.

“En algún momento tenés que ver que empieza a descender la curva. Si la curva sigue alta, eso es otro de los factores que se tienen que tener en cuenta”, diferenció.

Pero luego, remarcó que “el dato más crítico es si tenemos muchos casos afuera de la villas”.




Comentarios