La cifra de muertos en el país sudamericano superó este martes el umbral de los 5.000.


El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, no asumió responsabilidades por el aumento de las muertes por coronavirus, luego de que el país sudamericano superara a China en número de fallecidos. “No hago milagros”, argumentó.

La cifra de muertos en Brasil superó este martes el umbral de los 5.000, después de confirmar en 24 horas la cifra récord de 474 fallecidos. Con estos datos sobre la mesa, el gigante sudamericano superó el balance de víctimas mortales en China, donde se originó el virus, que informó 4.634 muertos.

“¿Y qué? Lo siento. ¿Qué quieres que haga?”, respondió Bolsonaro a los periodistas que le reclamaban una valoración de estas cifras. “Soy el Mesías, pero no hago milagros“, dijo, haciendo alusión a su segundo nombre -el presidente brasileño se llama Jair Messias Bolsonaro-.

En este sentido, pronosticó que el 70 por ciento de la población se contagiará y señaló que “nadie negó nunca que habría muertos” derivados del virus.

Bolsonaro le restó importancia en varias ocasiones al virus y cuestionó las medidas adoptadas en varios estados, en particular las relacionadas al aislamiento. Su postura le enfrentó directamente con el ministro de Sanidad, al que sustituyó la semana pasada




Comentarios