La protagonista de la historia es Rosario, quien pidió por el lugar ubicado en la localidad bonaerense de Laferrere.


Rosario, una abuela de 85 años, contó su historia en el programa “Todas las tardes” y confesó entre lágrimas que necesita del merendero Juana de la localidad bonaerense de Laferrere para sobrevivir.

Es que la mujer tiene artrosis y no puede moverse de su casa, por lo que espera todos los días la comida del merendero. Esto se debe a que gasta gran parte de su plata en medicamentos.  

“Me trajeron todo, un hermoso guiso de lentejas y el pan para hoy”, dijo la anciana, quien agregó: “Cobro la pensión mínima que no me alcanza y me la tengo que gastar en medicamentos para poder vivir, y bueno, mi hija me da una mano”.

“Amor de mi vida, te mando unos pellizcos en esos cachetes“, le dijo la conductora Maju Lozano desde el estudio. 

En el caso de querer colaborar con el Comedor “Juana”, los interesados deben comunicarse por teléfono al 11-5972-7869.




Comentarios