Tal como en los Gran Hermano de todo el mundo, la versión alemana del reality reúne a un grupo de personas en una casa aislados del mundo exterior. En medio de la pandemia de coronavirus COVID-19, los participantes se encuentran encerrados y, hasta ayer, no tenían idea de la propagación del virus que tiene al mundo en vilo.

Los concursantes entraron a la casa el 6 de febrero y desde entonces permanecen aislados del mundo exterior e inmersos en su propio universo. Por esa época, se conocía de la existencia del virus pero no con la magnitud a la escaló en las últimas semanas.

"Ya sean resultados de fútbol, primarias en Estados Unidos, índices de audiencia o el coronavirus, los nuevos residentes no tienen permitido hablar de estos temas", dijo un portavoz de Sat.1, el canal emisor del programa a la publicación Bild. Desde la productora aseguraron que no tenían la intención de dar a conocer a los participantes de la situación mundial, sin embargo tras consultar con los familiares, decidieron informarles.

GH

"Hay una enfermedad que se llama coronavirus y se ha extendido mucho por el mundo", comenzó diciendo el presentador. Luego les mostraron un video con una recopilación de imágenes de lo que sucedió en las últimas semanas.

Los concursantes quedaron impactados con la noticia y rápidamente preguntaron por la salud de sus conocidos y familiares. Desde el canal se encargaron de informarles que todos se encuentran bien.

La emisora tuvo un pico de rating en el momento que dieron la información. Y si bien fue bien recibido por el público, muchas personas remarcaron la irresponsabilidad del canal por tardar tanto tiempo en decirles.