Lo confirmó Daniel Arroyo, ministro de Desarrollo Social, luego de que el Gobierno anunciara la suspensión de clases hasta el 31 de marzo.


El Gobierno nacional aclaró este lunes que los comedores escolares continuarán abiertos pese a la suspensión de las clases que se estableció para tratar de evitar la propagación del coronavirus. Además, se modificarán los formatos para entregan la Tarjeta Alimentaria y se definen aumentos para la Asignación Universal por Hijo.

“Los comedores escolares van a continuar abiertos, con la modalidad que tienen actualmente. Vamos a ir trabajando con cada provincia, porque los comedores son provinciales, y vamos a ir trabajando para llevarlos al modelo de vianda”, remarcó el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo.

Daniel Arroyo. (Web)

En declaraciones a radio El Destape, el funcionario nacional indicó que, por la tarde, se realizará una reunión con todos los ministros de Salud y de Desarrollo Social “para ir armando un esquema, adaptado a cada provincia, donde la tendencia va a ser ir llevándolos a lo que tiene que ver con el sistema de viandas para evitar que muchos chicos estén en un comedor”.

“Lo otro es reforzar los comedores comunitarios, de modo tal de poder organizar todo”, agregó.

Respecto a la entrega de las tarjetas alimentarias, el ministro confirmó que se dejarán de realizar los operativos en los que se recibían a unas 2.000 personas por día. “Claramente, a partir de la nueva normativa, no se puede hacer la entrega presencial. Hoy vamos a plantear un nuevo sistema, que tiene que ver que vamos a llegar con el mismo tiempo, bajo el cronograma establecido, pero con distintas modalidades que hoy a la tarde vamos a informar. La gente no tiene que ir a retirar la tarjeta tal como se hacía. Tenemos distintos mecanismos, a través de una plataforma para el celular y el correo”, dijo Arroyo.

Por último, aunque no dio precisiones, ratificó que se estudian ”los esfuerzos económicos que tienen que ver con el apoyo a la Asignación Universal por Hijo”.




Comentarios