El presidente Alberto Fernández hizo los anuncios en una conferencia de prensa junto a Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof.


El presidente Alberto Fernández y ministros de su gabinete se reunieron en la residencia de Olivos para analizar medidas oficiales ante la pandemia del coronavirus.

Tras el cónclave, el mandatario encabezó una conferencia de prensa junto a Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof y anunció la suspensión de clases hasta el 31 de marzo, el cierre las fronteras durante 15 días y que este lunes se reunirá el gabinete económico social, con el fin de analizar “una serie de medidas económicas” en el marco de los anuncios realizados para contener la propagación del virus en el país.

Fernández aclaró también que los comercios “de cercanía” no van a sufrir cierres debido a las medidas de restricción que está tomando el Gobierno. “Una cosa es el shopping y otra el negocio de cercanía, y una el mega supermercado y otra el mercado del barrio”, expresó el mandatario al advertir que la restricción de la actividad comercial genera “efectos económicos”.

Respecto al cierre de fronteras, aclaró que los que quieran salir del país tendrán la libertad de hacerlo: “La prohibición es para entrar a la Argentina“, aclaró.

(Photo by STR / AFP)

También aseguró que durante la reunión del gabinete económico social prevista para mañana evaluarán el trabajo a distancia y los sistemas de licencias. Sin embargo, aclaró que “una cuarentena generalizada para el país es mucho“, y que una medida de ese tipo tendría “consecuencias económicas muy negativas, que ni siquiera ayudan a resolver el problema de la pandemia”.

Sobre el grupo de mayor riesgo, que comprende a los mayores de 65 años, informó que se les asignarán “horarios de atención específicos en lugares como bancos y centros de salud, porque tienen que seguir haciendo sus vidas, para que no tengan esperas ni tengan que vivir momentos de aglomeración de gente”.

Por último, y respecto al aumento de precios de algunos productos en comercios, advirtió que “la Argentina de los vivos se terminó” y que el Ejecutivo actuará “con lo que la ley permite actuar” para enfrentar ese tipo de actitud. “Yo aviso para que nadie se pase de vivo” y llamó a la ciudadanía a “no tener temor al desabastecimiento o al potencial cierre de negocios porque no es lo que se está previendo”.




Comentarios