Los catalanes cosecharon su copa número 29 ante un digno rival.


Barcelona le ganó 3-1 al Alavés en el estadio Vicente Calderón de Madrid por la final de Copa del Rey y cosechó su vigesimonoveno título.

El encuentro comenzó accidentado por la lesión de Javier Mascherano, que debió salir a los diez minutos de juego.​ El partido estaba parejo hasta que apareció Lionel Messi para abrir el marcador con un buen gol a los 30 minutos. Sin embargo, al toque Theo Hernández igualó el resultado con una excelente ejecución de un tiro libre.

Antes de irse a los vestuarios, el Barça liquidó la final con goles de Neymar y Paco Alcácer. 

De esta manera, el conjunto catalán levantó su primer trofeo del año tras quedar afuera en la Champions League y perder la Liga de España en manos del Real Madrid.






Comentarios