Las tres preguntas más frecuentes que recibe el Banco Central, contestadas en esta nota. ¡Sacate las dudas!


El progresivo avance tecnológico simplifica la resolución de tareas diarias. Así, el débito automático se convirtió en un sistema imprescindible de esta época: permite realizar el pago de un servicio o de una tarjeta de crédito a través de un home baking, como así también abonar un producto o servicio sin la necesidad de andar con efectivo en el bolsillo.  

Sin embargo, a pesar de la simplicidad y la comodidad a la hora de utilizar este medio de pago, existen algunos puntos a tener en cuenta.

Las siguientes preguntas y respuestas son las dudas más frecuentes que recibe el Banco Central sobre el pago con débito automático.

El débito automático se convirtió en un sistema imprescindible de esta época.

1. ¿Si tengo consumos en dólares en mi tarjeta de crédito, qué cotización se aplica al pagarlos, en caso que se use débito automático?

Si tenes pactado el débito automático en tu tarjeta de crédito, se aplicará el tipo de cambio vendedor para operaciones efectuadas a través de medios electrónicos de pago del cierre del día que se efectúe el pago.

2. ¿Puedo pagar por mi cuenta el resumen de mi tarjeta de crédito si tengo acordado el débito automático?

Sí, cuando hayas realizado previamente el pago por algún otro canal (cajero automático, terminal de autoservicio, ventanilla, etc.) tu banco deberá tomar registro del mismo para evitar que realices pagos duplicados.

A pesar de la simplicidad y la comodidad a la hora de utilizar este medio de pago, existen algunos puntos a tener en cuenta.

Si tenés saldo insuficiente en tu cuenta para cubrir el monto total a debitar (ya sea el pago mínimo o el total), tu banco te debitará el mismo día hasta el importe disponible y deberá notificarte la situación mediante medios electrónicos de comunicación, indicando la forma en la cual podrás saldar el importe faltante.

3. ¿Existen tasas de interés máximas para las tarjetas de crédito?

Sí. Para los intereses compensatorios, la tasa no podrá superar en más del 25% a las tasas de interés que el banco haya aplicado, durante el mes inmediato anterior, en las operaciones de préstamos personales sin garantías reales.

Para los intereses punitorios, la tasa de interés punitorio no podrá superar más del 50% a la tasa de interés compensatorio que el banco aplique por la financiación de saldos de tarjetas de crédito.




Comentarios