Se trata de folletos que aparecieron en la ciudad, y que serían una estafa para los usuarios.


En la tarde del jueves, la empresa EdERSA comunicó a todos los usuarios que no fueron ellos los responsables de la distribución de los avisos de no lectura de medidores que circularon tanto por la ciudad como por los celulares de las personas. 

El aviso notificaba que “el medidor de energía no se puede leer”, por lo tanto, intima a quien lo reciba a autorizar una visita a su propiedad. 

Ante esto, la empresa comunicó: “Es importante que aquel usuario que recibió el aviso, en su vivienda, por Whatsapp o redes sociales, sepa que se trata de un engaño, y que no debe dejar ingresar a ninguna persona para medir su consumo”, explicó Fernando Sánchez, gerente Comercial de EdERSA. 

La empresa EdERSA de Viedma comunicó que los avisos de “no lectura” son truchos

Y, agregó: “Si la lectura no se reporta oportunamente su próximo consumo será promediado”, agrega, como para intimidar al usuario. “Lo cierto es que se trata de un engaño, de una publicación falsa que se viralizó y que incluso circula por otros puntos del país. Les pedimos a nuestros usuarios que no autoricen ningún procedimiento de ese tipo”, remarcó Sánchez.

Y, finalmente, recordó que ninguno de sus trabajadores cuenta con autorización para ingresar a las casas de los usuarios. Y, sobre esto último, detalló los números de los teléfonos por cualquier duda que tengan: el sistema SARA (08192229500), la Oficina Virtual de la empresa (www.edersa.com.ar).






Comentarios