Día Mundial de la Alimentación: Comer rico y saludable

Desde el Programa Provincial de Alimentación Saludable se puntualizó que los alimentos que elegimos y su forma de consumo afectan a nuestra salud y a la de nuestro planeta.

En el marco del Día Mundial de la Alimentación, desde el Programa Provincial de Alimentación Saludable se destacó la importancia de comer rico, saludable y sostenible.

El Día Mundial de la Alimentación se celebra cada 16 de octubre, desde 1979, con la finalidad de concientizar sobre el problema alimentario mundial y fortalecer la solidaridad en la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza. El lema elegido para el 2021 es “Alimentos seguros ahora para un futuro saludable”.

Romina Cortes, responsable del Programa Provincial de Alimentación Saludable, explicó que los alimentos que elegimos y su forma de consumo afectan a nuestra salud y a la de nuestro planeta.

En ese sentido, remarcó que: “Todos tenemos derecho a una alimentación variada, segura, que aporte los nutrientes necesarios para llevar una vida sana y activa, y que satisfaga nuestras preferencias culturales”.

La profesional también puntualizó la importancia de los entornos alimentarios saludables: “Garantizar una alimentación adecuada incluye intervenciones en el entorno escolar, universitario y laboral para promover y mejorar la salud a nivel poblacional”.

Desde el Programa Provincial de Alimentación Saludable aseguraron que actualmente muchos niños, niñas y adolescentes crecen en un entorno que fomenta la ingesta calórica elevada y el sedentarismo.

Los cambios en los tipos de alimentos que consumen, su disponibilidad, comercialización, marketing y publicidad; y el descenso en la actividad física, dado por un aumento del tiempo dedicado a actividades sedentarias, provocan un desequilibrio en el balance de grasa de reserva que predispone el desarrollo de sobrepeso y obesidad.

Consejos para comer rico, saludable y sostenible

-Bebe 8 vasos de agua segura al día y evita bebidas azucaradas y alcohólicas.

-Consumí alimentos frescos, de temporada, con el mínimo de procesamiento y, en lo posible, próximos a tu hogar: como frutas, verduras legumbres y cereales integrales.

-Evita los alimentos ultraprocesados -como golosinas, dulces y snacks- son perjudiciales para tu salud.

-Evita consumir alimentos altos en sodio y proba con hierbas aromáticas y condimentos.

-Evita las frituras. Usa aceites crudos.

-Consumí a diario leches, yogurt y quesos descremados.

-Retira la grasa de las carnes, la piel del pollo y reducí el consumo fiambres y embutidos. Aumentá el consumo de pescados y mariscos.

-Evita envases innecesarios y reducí los desperdicios de los alimentos.

-Realiza las 4 comidas y actividad física a diario.