Una mujer fue detenida por policías de la Comisaría 15 luego de que intentara pasar dos bolsas de marihuana escondidas adentro de unas facturas. Estaban destinadas a su hijo, que se encontraba detenido en esa dependencia.

La imputada había acercado a los oficiales una bolsa de facturas para que sean entregadas a su hijo, el cual se encontraba detenido por robo. Los oficiales quedaron sorprendidos cuando al momento de revisar las masas, descubrieron dos bolsas que contenían droga.

Al percatarse de la situación y mientras se efectuaban los procedimientos en relación a la implicada, dos detenidos, entre ellos el destinatario de las sustancias, intentaron romper las cerraduras de la celda con intención de darse a la fuga. Rápidamente los efectivos prosiguieron a asegurar la zona y solicitar la colaboración de personal de Infantería y del Sistema de Emergencia del 911 impidiendo de esta forma el motín.

Mientras tomaban las medidas para controlar la situación, uno de los presos, tomó un gillette provocándose lesiones leves en el pecho y los brazos, por lo que prontamente se contactó a la Unidad Fiscal de Atentados contra las Personas, la cual solicitó exámenes al interno y el secuestro del arma empleada. En horas de la tarde, por disposición del Jefe de la Unidad Regional Capital, comisario mayor Ricardo Fresneda, se procedió al traslado de los detenidos a la Comisaría Seccional Primera.

Tras el hallazgo de la droga, efectivos del destacamento dieron intervención a la Dirección General de Drogas Peligrosas quienes al observar el contenido determinaron que por sus características se proceda al pesaje dando como resultado total tres gramos de marihuana, que fueron posteriormente incautados. Finalmente se comunicó sobre los hechos al Juzgado Federal 1°, y desde allí se ordenó que se soliciten los antecedentes de la mujer implicada y se efectúe su detención.