Un nuevo hecho de inseguridad tuvo lugar en la tarde del jueves en la ciudad de Alderetes. Dos motoarrebatadores apodados “Pepón”, de 23 años, y “Patrón”, de 19 años, quienes cuentan con antecedentes delictivos, circulaban con un arma de fuego en una moto robada, y fueron aprehendidos por los efectivos de la Comisaría de esa ciudad tras un operativo cerrojo y una veloz persecución.

Primeramente, los delincuentes le arrebataron un celular a un joven de 18 años. Luego, en medio de la persecución, abandonaron la motocicleta en la que se movilizaban y le sustrajeron otra a una mujer, para seguir huyendo, hasta que fueron alcanzados en un asentamiento. Allí fueron aprehendidos y se secuestraron los dos vehículos.

El procedimiento comenzó alrededor de las 15 del jueves, cuando los efectivos de la Comisaría fueron alertados sobre un robo agravado en calle Urquiza al 700 de dicha localidad. En tanto, los acusados le habían apuntado con el arma a un joven de 18 años para robarle su teléfono celular. Los uniformados montaron un operativo cerrojo con el apoyo del personal de Patrulla Motorizada de Alderetes y vigías locales.

Mientras huían, los jóvenes fueron vistos cuando cruzaban raudamente la Autopista Presidente Perón, donde perdieron el control del rodado y cayeron al suelo dejando abandonado el mismo. Sin embargo, siguieron escapando a pie hacia el interior del barrio San Alberto, donde nuevamente bajo amenazas con el arma de fuego sustrajeron una motocicleta marca Honda Wave a una mujer de 34 años.

“De esa manera continuaron con su fuga, llegando a las inmediaciones del asentamiento Virgen del Rosario y Julio Abraham donde nuevamente dejaron abandonado el vehículo que habían robado minutos antes”, señaló Carlos Ortiz, jefe de la Comisaría de Alderetes. Desde la Unidad Fiscal Especializada en Delitos Flagrantes de turno avalaron las aprehensiones y el secuestro de los vehículos.

“Ingresaron corriendo por el interior de algunas viviendas de la zona, y con autorización de sus propietarios se ingresó para proceder a la aprehensión y posterior traslado de los acusados a la dependencia policial junto a los dos motovehículos”, remarcó Ortiz. Cabe acotar que la primera moto en la que se movilizaban los asaltantes tenía pedido de secuestro raíz del robo de ese vehículo a una mujer ocurrido el 24 de junio pasado.

“Estos operativos dan su fruto, ya que desde marzo hasta la fecha se recuperaron 15 vehículos que habían sido sustraídos en distintos hechos delictivos”, agregó por su parte Adrián Onaindia, segundo jefe de la dependencia policial. El procedimiento fue supervisado por Fabio Ferreira, jefe de la Unidad Regional Este.