Con el fin de retrasar la llegada de la cepa “Delta” de Covid-19, nuestra provincia continúa en intensa vigilancia epidemiológica. En ese sentido, el secretario ejecutivo médico del Siprosa, Luis Medina Ruiz, a la vez que resaltó la importancia de los cuidados ante la mayor agresividad del virus: “Incluso antes que se sepa sobre la variante Delta, cuando salió Manaos, por supuesto que realizamos una vigilancia estrecha de las personas que venían del extranjero”, explicó el funcionario.

En tanto, agregó que “esto que pasó en Salta, justamente, es por la gran vigilancia que se hace. Ellos tenían comunicación de que había una persona que tuvo contacto estrecho con otra que tuvo la variante Delta. Así se confirmó que tenía esta variante”. De esta forma, aseveró que “si nosotros tenemos esta vigilancia estricta y hay buen comportamiento de parte de la ciudadanía, podemos demorar el ingreso, que es lo que queremos. Mientras tanto, estamos avanzando con la vacuna”.

“Hay que continuar con el distanciamiento social. Si estoy en la calle haciendo la fila en un banco o comercio, respetar los dos metros y pedirle a la persona que está detrás mío que respete esa distancia. A veces, el que está detrás está fumando y está exhalando el humo, y así está contaminando el ambiente”, advirtió el profesional.

“También, seguir con el uso adecuado del barbijo; desgraciadamente vemos muchas personas que usan el barbijo por debajo de la nariz y eso no sirve”, sentenció. Por otra parte, comentó que estas nuevas variantes son mucho más contagiosas que la original debido a que ya no hace falta 15 minutos de contacto estrecho para que se produzca el contagio.

Hasta el momento, la cepa Delta no presenta nuevos síntomas, pero sí mayor agresividad. “Hemos visto que, incluso con Manaos, hay personas más jóvenes que sus primeros síntomas son ya la falta de aire, tos, y en pocos días tienen neumonía bilateral. En la variante anterior veíamos que pasaban siete, ocho días; aquí al tercer o cuarto día comienzan con neumonía. Y muchos pacientes, incluso jóvenes sin comorbilidades, ingresan a terapia intensiva con respirador y lamentablemente algunos mueren”, concluyó Medina Ruiz.