Tucumán sigue en alerta meteorológica por fuertes tormentas que se registraron desde la tarde del lunes en diferentes puntos de la provincia. Las inclemencias climáticas provocaron caída de abundante agua sumado a los fuertes vientos, lo cual tuvo como consecuencia la voladura de techos, calles anegadas, caída de árboles y familias evacuadas.

El director de Defensa Civil de Tucumán, Fernando Torres, confirmó que en Las Talitas, Tafí Viejo, Alderetes, partes de Capital y Banda del Rio Salí, fueron las más afectadas. “En Tafí Viejo se registraron 97 milímetros acumulados, en Capital 77 milímetros y en Horco Molle también fue importante la lluvia”, afirmó.

“En Monteros y Simoca hubo momentos de lluvia intensa con mucho viento. Sin embargo, el mayor impacto fue la zona metropolitana”, dijo.

La lluvia incrementó el caudal que ya viene del dique El Cadillal por la apertura de válvulas. También subió el caudal del Río Salí, desde Las Piedritas hasta San Andrés.

“Tafí Viejo y Las Talitas también tuvieron gente afectada pero no nos reportaron evacuados”, expresó.