Un curioso hecho tuvo lugar en nuestra provincia, durante el traslado del cuerpo de un ladrón que fue abatido por un policía, ya que sus amigos decidieron despedirlo como un héroe y lanzando tiros al aire.

Eso se viralizó y generó indignación en muchas personas. Ulises Gabriel Herrera, de 17 años, junto a otros malvivientes intentaron asaltar al uniformado, pero cuando se identificó, empezó una balacera y en ese intercambió el adolescente fue alcanzado por una bala, que le produjo la pérdida de masa encefálica y la posterior muerte cerebral. Este violento episodio tuvo lugar en el barrio San Cayetano.

En la filmación, que no dura más de 30 segundos y fue dada a conocer por Contexto, se pueden escuchar los bocinazos de los autos y como dos jóvenes realizan con total impunidad tiros al aire en honor al delincuente caído.