El exjugador de San Jorge recuerda la final del Federal A hace un año atrás frente a Alvarado donde el conjunto tucumano decidió realizar una sentada de protesta.


Un día como hoy pero hace un año atrás, el mundo del fútbol argentino conocía a San Jorge, el equipo tucumano que en el partido definitorio por el segundo ascenso a la Primera Nacional, decidió hacer una sentada a los cinco minutos del segundo tiempo y no continuar jugando, ya que se sintieron perjudicados por el accionar del árbitro Adrián Franklin.

Leonardo Valdéz fue uno de los protagonistas de aquel momento que quedó registrado en la memoria de todos los futboleros y a partir del cual el “Expreso” se ganó el cariño de todos los tucumanos pese a no ser hinchas del equipo.

“La final en Alvarado en lo personal traté de disfrutarlo. Rescato lo bueno y la experiencia que me ha dejado esa final”, comenzó diciendo el jugador a Vía Tucumán.

“Lo he vivido con mucha tristeza por la forma en la que fuimos perjudicados, lo he vivido con mucha angustia, tristeza en lo personal y en lo grupal por la forma en la que nos fuimos de esa final, porque fuimos claramente perjudicados”, recuerda Valdéz.

Con relación a la decisión que tomó el plantel en ese momento de no continuar jugando el partido, el delantero comenta que, “en ese momento fue lo que decidimos por la manera en la que nos estaban perjudicando, fue lo que se decidió en el entretiempo entre cuerpo técnico, dirigentes y jugadores, obviamente fue lo que se creía que era lo correcto en ese momento por lo que estaba pasando, lamentablemente no fue así por lo que le paso a cada jugador después de haber tomado esa decisión“.

San Jorge hizo una “sentada” para protestar por los fallos del árbitro en la final del Federal A el año pasado .

“Después de la final, las dos o tres semanas siguientes fueron duras porque estábamos en la incertidumbre de no saber qué iba a pasar con la dirigencia y con los jugadores más haya de todo lo que se hablaba en los medios. En lo personal rescato el apoyo de la gente de Tucumán que por ahí muchos no eran hinchas del club y se unieron a nosotros, aprovecho para agradecer a mis amigos que me brindaron un apoyo en ese mal momento que pasamos todos, la institución, cuerpo técnico y los jugadores”, comentó Leo.

Las sanciones que luego debió afrontar la institución como los jugadores que estuvieron en la sentada tuvieron repercusión en sus carreras deportivas. “Fue algo muy duro obviamente por la decisión que tomaron en contra del club, duro para el plantel y el cuerpo técnico. Hubo jugadores que tenían propuestas de otros clubes para seguir sus carreras futbolísticas y se les bajaron a muchos por las sanciones que recibimos. Cuando se supo pego fuerte pero bueno, por suerte cada uno pudo seguir su carrera y hoy en día mantengo contacto con mis compañeros de ese plantel y sé que están bien, que pudieron conseguir club para seguir en la profesión que era lo importante”, nos dijo.

Afortunadamente, el jugador que puede desempeñarse como delantero o volante, pudo continuar con su carrera futbolística. Luego de un paso por Mitre de Santiago del Estero en la Primera Nacional, actualmente se desempeña en Huracán de Comodoro Rivadavia en la provincia de Chubut.

Leonardo Valdéz

Sin embargo, pese a ese momento que empañó una gran campaña en el Federal A para San Jorge, Leo Valdéz recuerda con cariño su paso por el “Expreso” y a quienes compartieron con él aquel momento en el club.

“Mi paso por el club fue algo muy lindo, San Jorge me abrió las puertas, le agradezco al profe Ezequiel Avellaneda que siempre estuvo conmigo ayudándome en lo físico y en lo personal. En el club siempre me sentí muy bien y siempre voy a estar agradecido por lo que me ha dado”, comentó agradecido.

Y añadió para finalizar que “más allá de esa final recuerdo el hermoso plantel tanto jugadores como cuerpo técnico, la hermosa familia que se formó que era realmente algo lindo, daba gusto entrenar día a día, era un plantel con jugadores de mucha experiencia y con muchos chicos jóvenes en donde los grandes te hacían sentir que eras uno más, que nadie era menos o más que vos. En lo personal les agradezco a Ricardo Tapia y a Alejandro Pérez que me apadrinaron desde un primer momento, me ayudaron mucho y cuando estaba haciendo las cosas mal me lo hacían saber para mejorar, eso fue lo que me llevó a hacer las cosas bien y cuando me tocó estar siempre respondí, me llena de orgullo haber formado parte de ese hermoso plantel”, concluyó.

Facebook: Club San Jorge.




Comentarios