El beneficio quedó establecido tras una firma de un convenio con Industriales Panaderos y la Cámara de Supermercados y Autoservicios de Tucumán.


A partir de la firma de un convenio, quienes reciban la Tarjeta Alimentar en Tucumán, tendrán descuentos exclusivos en supermercados y panaderías. Este beneficio quedó establecido en la tarde del lunes, en Casa de Gobierno, tras la firma del documento.

Asimismo, participaron la ministra de Gobierno y Justicia, Carolina Vargas Aignasse; el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin; el subdirector de la Dirección de Comercio Interior, Hugo Rubio; el presidente de Centro de Industriales Panaderos, Pablo Albertus; y el presidente de la Cámara de Supermercados y Autoservicios de Tucumán, Guillermo Saccomani.

“Con muchísima expectativa esperamos el impacto de la Tarjeta Alimentar en Tucumán para cuidar y contener a muchas familias en la provincia. Desde el Gobierno estamos haciendo un trabajo junto con la Cámara de Supermercadistas y el Centro de Industriales Panaderos, para que de esta manera se pueda acceder a la mayor cantidad de productos alimentarios”, expresó Vargas Aignasse.

En ese sentido, la ministra agregó que se espera que la tarjeta “no solo sea un beneficio individual para las familias que la vayan a recibir, que la necesitan y mucho, sino también un impacto para la economía local, que debe ir acompañado de no solamente del uso correcto de la tarjeta, sino también de una modificación de hábitos y costumbres en lo nutricional”.

Yedlin, por su parte, aseguró: “La tarjeta va a comenzar a repartirse en toda nuestra provincia este miércoles, luego de una firma de convenio que estará encabezada por el gobernador Juan Manzur y el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo. Son 300 millones de pesos por mes que llegarán a la provincia para el consumo de la gente”, remarcó el ministro.

En el convenio quedó establecido que desde este miércoles, en el área de supermercados, los beneficiarios de la Tarjeta Alimentar recibirán un descuento de un 5 por ciento sobre el total de compra, sin límites de consumo, en todos los productos del programa (alimentos de primera necesidad y bebidas no alcohólicas). En tanto que en los productos de panificación, el descuento oscilará entre un 5 y un 10 por ciento, sin límite de compra.

“Hay más de 70 panaderías en toda la provincia que van a estar trabajando y recibiendo las tarjetas del programa. Esperamos que mejoren la economía de las panaderías, captando cierta cantidad de clientes que hoy no tenemos”, cerró Albertus.




Comentarios