La investigación comenzó a partir de una denuncia por el robo de una moto en la localidad de Lules.


Luego de la denuncia del robo de una moto en la ciudad de Lules desencadenó una investigación que llevó al allanamiento en un desarmadero en Yerba Buena.

El robo de la motocicleta ocurrió a fines de enero, cuando cuatro asaltantes armados con armas de fuego robaron el rodado. Cuando la víctima radicó la denuncia, personal de la División Sustracción del Automotor inició una exhaustiva investigación.

Mediante las averiguaciones, confirmaron que se trataba de una banda que se dedicaba al robo de motos y venta de las partes que extraían de las mismas y que estaban establecidos en Yerba Buena y en la capital tucumana.

“En un principio se sospechaba que algunos de los sospechosos se dedicaban a la venta de motopartes y a través de las redes sociales, la víctima reconoció las partes de su moto en venta”, explicó el Jefe Interino de la División, Germán Peralta.

“Finalmente, este miércoles se dio cumplimiento a las órdenes de la Fiscalía de Instrucción Especializada en Robos y Hurtos de la IV° Nominación y en un allanamiento realizado en el Barrio Portal del Cerro, se lograron secuestrar, entre otros elementos, dos ruedas, un asiento con baúl y el cuadro y motor de la moto que dio inicio a la investigación”, detalló Peralta.




Comentarios