En el marco de las restricciones por la pandemia del coronavirus, el Intendente de Tandil, Miguel Lunghi, firmó un decreto que permite el funcionamiento de establecimientos destinados a la atención de personas con discapacidad, que están habilitados por decreto provincial 3020/02.

La medida se tomó tras la autorización de la Jefatura de Gabinete de la Provincia de Buenos Aires y la evaluación del protocolo específico por parte del Comité de Seguimiento de Coronavirus (COVID-19) del Sistema Integrado de Salud Pública.

//Mirá también: Tandil en Fase 2: cómo funcionan las restricciones en la ciudad

La directora de Discapacidad y Adultos Mayores, Lucía González, afirmó: “Somos conscientes de la importancia de continuar con la actividad presencial para los jóvenes y adultos que asisten allí, y de la necesidad de asistir a espacios terapéuticos y de rehabilitación”.

A su vez, la titular de la entidad reconoció que los protocolos fueron “estrictos y respetados” por quienes asisten a los establecimientos y por los profesionales que se desempeñan, lo que permitió que no haya casos de coronavirus en esos espacios.

//Mirá también: El intendente Lunghi pidió por la liberación de las patentes de las vacunas contra el coronavirus

Por otra parte, precisaron que se deberá respetar el protocolo y lineamiento establecido por el Comité de Seguimiento de Coronavirus (COVID-19). Trabajarán de manera conjunta con los lineamientos indicados en la normativa provincial.

A principios de marzo, la Jefatura de Ministros de la Provincia de Buenos Aires autorizó el pedido de habilitación de funcionamiento de los centros de día para personas con discapacidad, aunque la situación sanitaria en Tandil y el cambio de fase obligó a analizar nuevamente junto al gobierno de la provincia de Buenos Aires para confirmar la autorización de apertura de los espacios en el nuevo estadio.