El intendente Manuel Castillo los despidió a través de un decreto, aduciendo falta de idoneidad laboral.


La polémica en Monte Quemado no cesa, debido a que desde que asumió el nuevo intendente, Manuel Castillo, se produjeron algunos hechos llamativos, como el despido de 36 empleados mediante un decreto, en el que se aducía que era por falta de idoneidad laboral.

Pese al reclamo que realizaron los trabajadores, no obtuvieron ninguna respuesta y el panorama parece sombrio ya que no se ve que puedan recuperar sus puestos de trabajo. Uno de los daminificados se animó a hablar y contó brevemente la situación que atraviesan.

“No sabemos qué vamos a hacer. Por ahora se trata de sobrevivir como se puede, pero la situación nos llena de angustia. Estamos desesperados y no somos pocos los que estamos en la misma condición”, manifestó.

“Estos despidos masivos que ya llevan varios meses fueron actos muy reprobables. No despidieron a gente a la que les sobraban los recursos sino a trabajadores que se ganaban el pan día a día”, comentó otro de los despedidos a Nuevo Diario Web.






Comentarios