La firma correntina abandonará la provincia el 15 de febrero y hasta ese día, brindará un servicio de emergencia, con baja frecuencia.


Los días pasan y la Munciipalidad empieza a acelerar sus gestiones para encontrar quién se hará responsable de las líneas que dejará la empresa ERSA, que abandonará la provincia el 15 de febrero.

Lo que venía siendo una amenaza de la firma correntina, finalmente se concretó, luego de un paro de choferes por un reclamo de una deuda que mantenía con ellos la patronal y la posterior multa que le aplicó el gobierno municipal. Por eso Ersa anunció que se irá de la provincia.

Las autoridades municipales ya se comunicaron con varios empresarios y les propuso juntarse. “Esta semana dijeron que nos van a llamar para una reunión, vamos a ver qué pasa”, confirmaron desde el empresariado.

El apuro pasa por reactivar el normal funcionamiento de las líneas 110, 112, 114, 116, 119 y 120 en la que se trasladan más de 70.000 usuarios. “Comunicamos a los usuarios, que ante la notificación de Ersa de dejar de prestar servicio en forma definitiva a partir del 31 de enero, junto con los telegramas de despidos de sus empleados por parte del empresario foráneo, estamos tratando de arribar a un acuerdo con los demás empresarios locales para que tomen la prestación de las distintas líneas del servicio abandonado y a los empleados despedidos”, fue el comunicado de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos municipal, según informó El Liberal.






Comentarios