Durante una misión especial en la ciudad, el prelado destacó aspectos de la actualidad.


En una actividad misionera en el barrio Mama Antula, el obispo de la Diócesis de Santiago del Estero destacó cómo vive hoy en día el país en la proximidad de las elecciones y el accionar político en general.

“Evidentemente, la pobreza es el gran problema al que tienen que aplicarse los políticos de todo el país, tienen que buscar soluciones y no pelear, que quizás es propio de una campaña, pero sobre todo buscar soluciones coherentes, viables, posibles, no podemos decir que esto desaparece de un día para otro, porque si venimos con un 30% de pobreza hace muchos años y han pasado varios gobiernos, quiere decir que hay que trabajar mucho más para buscar caminos para llegar a incluir mucha más gente a la mesa de la vida”, inició el prelado.

“Por eso digo que uno de los grandes temas es la pobreza, así como la corrupción, la optimización de los recursos que deben llegar a los lugares periféricos, hoy nosotros lo estamos haciendo, para iniciar una acción social el día de mañana, pero la gran tarea del político es buscar el bien común de todos, incluyendo a los que están más lejos, así que es un gran desafío el optimizar recursos”, destacó el prelado.

“Sé que son tiempos muy difíciles, vivimos una crisis por la falta de empleo, pero hay que optimizar los recursos y poner donde hay más necesidades”, finalizó.






Comentarios