El titular de la cartera provincial de Salud, Mario Kohan, admitió este martes en Eduardo Castex que en La Pampa “tenemos un descenso notable de contagios pero con una meseta muy elevada”, refiriéndose a la cantidad de casos positivos de coronavirus que se registran diariamente.

El ministro estuvo acompañado por el subsecretario, Gustavo Vera, con quien se reunió con la intendenta Mónica Curutchet, y luego recorrieron las instalaciones del Hospital Pablo F. Lacoste junto al director, José Luis Alfonzo, y saludaron al personal sanitario.

Tendríamos que bajar de 200 casos diarios para aliviar el sistema de salud. Porque 200 casos diarios representan 6 mil casos mensuales, donde el 80 por ciento no se entera que tuvo la enfermedad o tiene síntomas muy leves, pero un 20 por ciento requerirá algún nivel de asistencia médica o internación, y un 5 por ciento terminará en los ámbitos de terapia intensiva”, planteó Kohan ante la Agencia Provincial de Noticias. “El 5 por ciento es todavía un número muy significativo”, agregó.

De todos modos, subrayó que el sistema de salud pampeano “cuenta con un gran arsenal” para combatir el coronavirus. “Estamos utilizando plasma de convaleciente, el suero hiperinmune equino que resultó más eficiente que el suero de convalecientes, nos preparamos con alto flujo para pacientes severos para que no lleguen a terapia intensiva”, explicó.

Kohan, Alfonzo y Vera, durante la recorrida por el Hospital de Eduardo Castex (APN)

Además, en relación al uso de la Ivermectina, dijo que en la provincia se comenzó a utilizar después de conocer los estudios de “científicos australianos que determinaron los efectos inhibitorios del virus, y el trabajo de un investigador argentino que constató que los pacientes que toman Ivermerctina en las 48 horas iniciales tienen un descenso de la carga viral y a los cinco días habían superado el virus”, puntualizó.

En ese contexto, detalló que dentro del programa provincial se realizó un corte en la información en el que 3 mil pampeanos fueron tratados con este fármaco y obtuvimos datos muy alentadores, pero no somos fanáticos de la Ivermectina. No se observaron casos de toxicidad y estamos evaluando su efectividad. Es un fármaco que si termina demostrando, como lo pensamos, para países como el nuestro puede ser una ayuda muy valiosa para acompañar a la vacuna”, agregó el ministro.

También destacó la alta calificación del personal de Salud, que junto a la inversión realizada por el Gobierno, “nos permite recibir cualquier plataforma de vacunas, aún las que no están en el país. La historia de La Pampa en área de vacunas trasciende a mi presencia en el Ministerio, porque en el Monitor Nacional de Vacunación verán que La Pampa lidera las campañas de vacunación”, remarcó.

Por último, Kohan aclaró que actualmente “estamos vacunando para disminuir la morbimortalidad, no estamos vacunando para cortar la circulación comunitaria viral. Esto debe quedar en claro. Y aunque estemos vacunados, tenemos que continuar cuidándonos como si no lo estuviéramos. Algunos países que avanzaron brutalmente con la vacunación del 60 por ciento de la población igualmente tuvieron que retroceder, porque algunos estudios ya indican que para alcanzar la inmunidad de rebaño deberán vacunar el 70 u 80% de la población”, concluyó.