Es un embarque de cajas con carne congelada de unas 1.700 cabras, con alrededor de 20 mil kilos.


El frigorífico Carnes Naturales de La Pampa ubicado en Santa Isabel, a unos 310 kilómetros al oeste de Santa Rosa, prepara un embarque de exportación a Bahamas de cajas con carne congelada de unas 1.700 cabras, con alrededor de 20 mil kilos.

La información fue suministrada por el subsecretario de Asuntos Agrarios, Alexis Benini, luego de una visita por el lugar al momento de la preparación de la carga.

“El frigorífico del oeste una vez más está exportando cabras de refugo (cabras viejas), una categoría que antes el productor no la podía aprovechar y hoy tenemos la oportunidad de generar un negocio y enviar este tipo de productos al mundo”, puntualizó.

La ganadería zafrera, como es la caprina, “hace que haya una cosecha o a lo sumo dos por año, lo cual se hace dificultoso para el productor”, pero a partir de poder aprovechar este tipo de cabra vieja “le permite una venta más al productor, es decir generar un ingreso más en el año“, añadió el subsecretario.

“Las diferentes condiciones que se han logrado desde el frigorífico para ser exportadores y los sistemas de calidad que tenemos implementados” hacen que, además de las cabras, chivitos y corderos de la zona, se cuente con la participación de usuarios de todo el país, lo que significó un gran avance para la economía de la región ya que permitió elevar la prestación al máximo nivel, dijo Benini.

Exportan cabras a Bahamas (APN)

Gracias a que el frigorífico es ciclo 2, lo que implica el trozado de la carne en seis cortes identificados, permitió que los contenedores que antes salían cargados con medias reses, “hoy se puede ver que se van con cajas y en bolsas al vacío”, detalló.

Por su parte, Gerardo Sucurro, integrante del equipo de Carnes Naturales que también participó de la preparación de la carga, comentó que “en esta época estamos con la cabra de exportación hasta que comience la zafra de cordero y chivito“.

Respecto al plan de tareas, explicó que “son sucesivas, se faena un día, al día siguiente se hace el ciclo 2, es decir, se troza y luego va en cajas a congelado, así hasta llegar a completar el peso del container que es de 21 toneladas“.

Luego comenzamos los trámites de aduana, los cuales se hacen por vía telefónica o con algún contacto que los mismos usuarios tengan allí, y ellos se encargan de la última etapa que es armar la carga y despacharla”, concluyó Sucurro.

El frigorífico fue construido por el Gobierno de La Pampa e inaugurado en el año 2004 con la finalidad de revalorizar la producción de la zona y poder llegar a nuevos mercados. La actual etapa productiva hace que unas veinte personas se encuentren ocupadas durante el año para concretar los trabajos que demanden este tipo de operatorias de comercialización.




Comentarios