Los concejales de Toay, recién asumidos, decidieron por unanimidad aumentarse las dietas, llevándolas al 60% de lo que cobra el intendente, que ronda los 160 mil pesos, decisión tomada en la sesión preparatoria y que trascendió en la segunda sesión con la lectura del acta anterior.

"Los concejales cobrarían ahora el 60 por ciento del sueldo del intendente, que está equiparado al de un director general y que ronda aproximadamente unos 160 mil pesos, a lo que se le debe sumar antigüedad y título universitario, entre otros puntos", explicó a Diario Textual una de las fuentes consultadas.

En el Concejo Deliberante de Ingeniero Luiggi ocurrió lo mismo (El Diario)

Los ediles cobraban hasta ahora un 40 por ciento del sueldo del jefe comunal pero quieren aumentarlo al 60, en un episodio similar al ocurrido en el Concejo Deliberante de Ingeniero Luiggi días pasados.

Y como ocurrió en la localidad norteña, cuya intendenta, Patricia Lavín, vetó el pretendido aumento, el intendente de Toay está analizando vetar la ordenanza que, de promulgarse, provocaría un sensible impacto en las finanzas municipales.