Un joven santafesino fue condenado a 12 años de prisión por violar reiteradas veces a su hija en Recreo. Fuentes judiciales confirmaron este domingo que el imputado se había entregado ante la Policía y ahora se declaró culpable en el marco de un procedimiento abreviado.

Desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) precisaron que el papá de la víctima la agredió sexualmente durante casi todo 2019. La Justicia tomó cartas en el asunto una vez que se presentó en la comisaría de la vecina localidad de Arroyo Aguiar el 12 de octubre de ese año y confesó los abusos cometidos.

Tanto la niña como su madre también fueron a la seccional para ratificar la declaración del muchacho, identificado por sus iniciales como M. A. C. en el departamento La Capital. Luego de solicitar estudios médicos y una entrevista en cámara Gesell, la fiscal Alejandra del Río Ayala consideró que sumó “evidencia contundente” para arribar a la sentencia que firmaron los jueces Rodolfo Mingarini, Pablo Busaniche y Luis Octavio Silva.

La funcionaria subrayó que el imputado “comprendía que estaba realizando uno de los ilícitos más aberrantes que se pueden cometer contra niños, niñas y adolescentes”. Además hizo hincapié en “la reiteración de las violaciones en un corto período de tiempo” y el estado de “indefensión” en que se encontraba su hija.

La resolución del tribunal homologó el acuerdo entre las partes. D esta forma, el acusado aceptó su responsabilidad penal como autor de abuso sexual con acceso carnal reiterado, agravado por el vínculo, la guarda y la convivencia, así como la promoción a la corrupción de menores agravada.