La charla con una maestra durante un trabajo práctico en la escuela destapó una gravísima denuncia y derivó en la condena a un hombre de Santo Tomé a 14 años de prisión por abusar de sus hijos. Este domingo, la Justicia provincial confirmó que el relato de la niña fue clave en la causa y también investigan a su tío por otro delito similar contra ella.

Según explicó la fiscal Alejandra del Río Ayala luego del veredicto, el padre “reconoció que llevó adelante conductas aberrantes que generaron daños físicos y psicológicos en los niños”. Además subrayó que los hechos ocurrieron en un “contexto de violencia y con el conocimiento de otros familiares que instaban a las dos víctimas a guardar silencio”.

A la hora de reconstruir el caso, la funcionaria explicó que los episodios en cuestión tuvieron lugar en 2012 y octubre de 2015, cuando ambos nenes estaban cursando en la escuela primaria. En ese momento, el imputado identificado por sus iniciales como V. E. E. vivía con el chico, mientras que su hermana iba a visitarlos lo fines de semana.

Desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) destacaron que la investigación se inició a partir de la denuncia de la docente que escuchó el relato de su alumna. En este sentido, enfatizaron que la mujer “le brindó contención y dio aviso a las autoridades”. En paralelo con la causa por la que condenaron al papá, el hermano de su mamá, un joven de 29 años, permanece bajo prisión preventiva en el marco de la misma pesquisa.

Los jueces José Luis García Troiano, Nicolás Falkenberg y Luis Octavio Silva declararon culpable al detenido de 36 años por abuso sexual con acceso carnal calificado y promoción a la corrupción de menores calificado en relación a las agresiones a su hija. Por los hechos que involucran al nene sólo se lo sancionó en relación a la segundo tipo penal en carácter agravado.