Este martes arribaron a la provincia de Santa Fe 29.200 vacunas Sinopharm que permitirán sostener la vacunación contra el coronavirus. Hasta el momento se han recibido 687.850 dosis, de las cuales se han aplicado 577.190.

//Mirá también: Quieren que el funcionario filmado en una fiesta done el 50% de su sueldo

La ministra de Salud, Sonia Martorano, destacó que “arribaron al país un total de 384.000 vacunas Sinopharm provenientes de China, como parte de un envío de un millón de dosis que se completará en los próximos días”.

Llegaron a Santa Fe 29.200 nuevas vacunas Sinopharm. (Gobierno de Santa Fe)

De esas dosis, inicialmente más de 29.000 fueron destinadas a Santa Fe; y serán distribuidas para avanzar en los esquemas de inmunización en la población priorizada: todos los adultos mayores, el personal de salud y las personas de 18 a 59 años con factores de riesgo.

“Como ya hemos manifestado, cada vez que se reciben vacunas se redoblan los esfuerzos de la mega campaña en marcha en toda la provincia, que desde diciembre se realiza sin descanso en un esfuerzo sin precedente de los trabajadores de la salud y de los organismos estatales; al tiempo que seguimos evitando por todos los medios posibles la duplicación de los contagios, y aumentamos el testeo, detección, aislamiento y atención tempranos”, enfatizó Martorano.

Llegan nuevas dosis de vacunas contra el coronavirus a Santa Fe.@MinSaludSantaFe | Twitter

Y agregó: “Todo esto se hace en un momento crítico, quizás el más complejo desde el comienzo de la pandemia, porque además nos encontramos con una ocupación alta de camas de terapia intensiva, de modo tal que los esfuerzos se multiplican para vacunar a más personas y más rápido, detener los contagios y ampliar lugares para internación”.

//Mirá también: Santa Fe sumó 1.157 casos de coronavirus y siguen subiendo las internaciones

“Por eso reiteramos nuevamente y pedimos conciencia a la población: cumplimiento estricto de las restricciones, distanciamiento, evitar aglomeraciones, uso correcto de barbijo, lavado de manos y ventilación cruzada de ambientes. Si no acompañamos con nuestro comportamiento individual por más vacunas, infraestructura o recursos humanos de los que podamos disponer, será muy poco lo que podamos hacer para reducir las internaciones y la mortalidad”, concluyó la ministra de Salud.