El nuevo directorio de Vicentin se presentó este miércoles ante la comisión de seguimiento de la Legislatura que analiza la situación de la empresa tras el default. Tras la charla, diputados de diferentes sectores ratificaron sus dudas sobre el origen de la deuda y el manejo de la agroexportadora.

“Ellos pusieron mucho énfasis en la idea de volver a recuperar la confianza que perdieron”, manifestó el justicialista Luis Rubeo respecto de la postura de la compañía en medio del concurso preventivo de acreedores. Sin embargo, añadió: “No quedó en claro dónde fue a parar el dinero que deben y en especial el que adeudan al Banco de la Nación Argentina”.

El radical Fabián Palo Oliver también se mostró disconforme con las explicaciones de la firma de Avellaneda y aseveró: “Lo único que vemos es un cambio de nombres”. El santotomesino argumentó que la estrategia de los empresarios es la misma al presentarse como “víctimas de malas decisiones del Estado Nacional” e “incluso ahora sostienen que son el objetivo de una campaña de desprestigio”.

“Terminamos sin saber dónde está la guita ni dónde se la llevaron”, se quejó Carlos del Frade, del Frente Social y Popular (FSP) al cabo de la reunión en la capital provincial para repasar el escenario que involucra un pasivo cercano a los 1.400 millones de dólares.