El 21 de enero se cumplieron 8 meses de la muerte de Lara Arreguiz, la joven de 22 años que murió mientras esperaba acostada en el suelo que se libere una cama de terapia intensiva. Días antes, su familia viajó a Neuquén para arrojar sus cenizas en el Lago Huechulafquen.

Su madre, Claudia Sanchez contó en sus redes sociales que este lago, en el sur neuquino, era uno de los preferidos de Lara. En Junín de los Andes tienen familia, y después de varios meses pudieron viajar para hacer la ceremonia.

“Rodeada de pétalos de rosas que te acompañaron comenzaste un nuevo viaje por el lugar que amabas. Siempre en nuestro corazón y como un ser de luz que nos acompaña cada día”, fueron las palabras que utilizó su mamá para compartir la ceremonia familiar en la que se pidió “justicia por Lara”.

Al mismo tiempo, Claudia detalló que parte de las cenizas quedaron en un árbol que le regaló una amiga, y que cuando crezca será plantado en la plaza que solían ir juntas.

La muerte de Lara Arreguiz

En el mes de mayo se viralizó la foto de una joven durmiendo en el suelo, ella era Lara y estaba en el piso de un hospital esperando a que se desocupe una cama de terapia intensiva para que la atendieran.

Arreguiz, de 22 años era insulino dependiente y estaba cursando un cuadro de coronavirus. “Tenía covid. Las placas dieron pulmonía bilateral, en solo dos días fue impresionante como avanzó la enfermedad y le tomó ambos pulmones, por eso se ahogaba”, detalló en aquel momento su papá.

Lara Arreguiz. La joven estudiaba veterinaria y amaba a los animales.

Encontrar una cama para que Lara sea atendida fue una odisea, pasó por tres centros de salud hasta que consiguieron una cama en sala intermedia, para luego trasladarla a terapia intensiva. La tención no era la que Lara necesitaba, ella le contaba a su madre por mensajes como era ignorada. En poco tiempo, su neumonía bilateral se complicó y terminó con su vida.

Ahora, la causa por la muerte de la joven estudiante de veterinaria está en manos de la Sección Homicidios de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), y fue caratulada como “homicidio con dolo eventual y presunto abandono de persona”. La causa está estancada.