La Justicia santafesina confirmó este jueves que ya hay dos imputados por la fiesta ilegal que se hizo el último fin de semana en Aires del Llano. El fiscal Estanislao Giavedoni confirmó que analizarán si había personas con coronavirus en el encuentro clandestino, lo que implicaría una pena mínima de 3 años de prisión.

//Mirá también: Finalmente aceptaron la renuncia del funcionario que participó de una fiesta clandestina

El evento que se llevó a cabo en el country de Santo Tomé provocó la renuncia de Lucas Candioti, ex secretario de Comercio Exterior y Nuevas Tecnologías de la provincia. Si bien fue identificado en el marco del proceso penal, aclararon que “no existe agravante” por el cargo que ocupaba, ya que su función no está vinculada al delito que se le atribuye.

Giavedoni confirmó que hasta el momento notificaron sobre la causa al organizador de la fiesta y a quien estaba a cargo del restó donde se llevó a cabo. El próximo paso en la investigación del Ministerio de la Acusación (MPA) consiste en revisar la lista de asistentes a la reunión, por lo que no se descartan nuevas imputaciones.

//Mirá también: Detectaron tres fiestas clandestinas en Rosario a pesar de las restricciones

El fiscal explicó que la causa está orientada a identificar a las personas que estaban en Aires del Llano, algunas de las cuales aparecen en el video bailando junto a Candioti. A partir de allí, cruzarán esa información con la de registros en centros de salud para determinar si dieron positivo por COVID-19.

El funcionario judicial explicó que eso le permitiría imputarlos por propagar una enfermedad peligrosa y contagiosa. La figura del artículo 202 del Código Penal es más grave que las de los delitos que habitualmente se atribuyen en este tipo de casos y la ley establece una pena máxima de 15 años de prisión