El primer fin de semana de restricciones por la segunda ola de contagios de coronavirus concluyó con tres fiestas clandestinas desbaratadas en Rosario. Fuentes oficiales precisaron que incluso este lunes a la madrugada hubo una reunión ilegal en la zona sur y detuvieron al dueño de casa.

//Mirá también: Se duplicó la razón de casos de coronavirus en Santa Fe con 1.117 contagios nuevos

El caso registrado sobre Doctor Riva al 2200 trascendió a partir de una denuncia en redes sociales. La Policía intervino bajo las órdenes del fiscal Fernando Sosa y estimaron que había 35 personas en el domicilio. Muchas escaparon por viviendas linderas, aunque el anfitrión quedó bajo arresto y fue trasladado a la Comisaría 21°.

Un procedimiento similar se llevó a cabo el sábado a las 2 de la mañana en la zona norte, donde agentes de la Guardia Urbana Municipal (GUM) colaboraron con las fuerzas provinciales. En total, demoraron a 13 participantes de una reunión con bebidas alcohólicas, equipos de música e iluminación especial.

//Mirá también: Piden suspensión de clases presenciales en Santa Fe por el coronavirus

Desde la Secretaría de Control y Convivencia precisaron que en Freyre al 1700 también secuestraron seis vehículos. Los rodados estaban estacionados sobre la vereda en contramano y la mayoría de los conductores no tenían la documentación obligatoria para circular.

El domingo a las 11 de la mañana, un tercer operativo concluyó con el desalojo de 12 jóvenes en un departamento céntrico. En este caso, la GUM y la Policía ingresaron al edificio con ayuda de una vecina, pero luego no tuvieron respuesta cuando identificaron el lugar donde se realizaba la fiesta.

Los uniformados amenazaron con derribar la puerta hasta que finalmente el joven que les respondía del otro lado decidió abrir. Así accedieron en San Juan al 600 y ordenaron que se retiraran todas las personas que estaban allí desde la madrugada.