En la previa del clásico santafesino de este domingo se registró un banderazo de hinchas de Unión a pesar de las restricciones sanitarias por la pandemia de coronavirus. También hubo un encuentro de fanáticos de Colón cerca del Estadio Brigadier López.

//Mirá también: Eduardo Domínguez admitió que todavía no vio cómo juega Unión

El movimiento en las puertas del predio Casasol comenzó a incrementarse por la tarde, cuando la delegación rojiblanca debía partir hacia la cancha del Sabalero. A la espera de la salida de los jugadores, simpatizantes tatengues fueron hasta el predio Casasol para alentar al equipo dirigido por Juan Manuel Azconzábal.

Un grupo de hinchas rojinegros se concentró en una de las calles vecinas al estadio de Colón. (TNT Sports)TW / TNT Sports

Tal como ocurrió la semana anterior en el clásico rosarino, en el encuentro se verificó el incumplimiento de las medidas de prevención contra el COVID-19. Así, en videos publicados en redes sociales se pudo ver que no se respetaba el distanciamiento social y la mayoría de la gente no llevaba barbijo mientras estaban en inmediaciones de la Autovía 19.

//Mirá también: Brian Blasi dio positivo de coronavirus luego de la victoria de Unión ante Defensa y Justicia

Además de cantar en la puerta del predio ubicado unos kilómetros al oeste de Santa Fe, los hinchas llevaron banderas para colocar en los autos y así salir en caravana de regreso hacia la capital provincial.

Del otro lado de la ciudad, el Ministerio de Seguridad diagramó un fuerte operativo en el Cementerio de los Elefantes para recibir a ambos equipos. Según fuentes oficiales, alrededor de 120 policías fueron asignados para trabajar durante la jornada en los diferentes dispositivos.

A pesar de este despliegue, decenas de hinchas de Colón se agolparon cerca de la cancha a minutos del inicio del encuentro. De esta manera, también lograron arrojar bombas de estruendo y encender pirotecnia en la antesala del clásico.