El Gobierno provincial defendió este sábado la iniciativa para retomar las actividades presenciales con alumnos en medio de la pandemia de coronavirus. La ministra de Educación, Adriana Cantero, pidió a los gremios santafesinos que “revisen su decisión”, ya que los dos principales sindicatos se niegan a que los docentes retornen en el marco de la situación epidemiológica actual.

“Esperamos todos se sigan sumando para dar respuesta a las legítimas expectativas y necesidades de nuestros estudiantes”, expresó la funcionaria en relación al conflicto que se desató desde el anuncio de la reapertura. En este sentido, reiteró que no habrá clases presenciales sino “breves encuentros en pequeños grupos para retirar los cuadernos que orientarán la tarea que sigue”.

La titular de la cartera educativa reclamó que Amsafe y Sadop “desistan” del rechazo. En busca de acercar posiciones, añadió: “Está claro que reconocemos la inmensa tarea que han realizado docentes y asistentes escolares, representantes legales y representaciones gremiales, también otros ministerios que han colaborado permanentemente”.

Por un lado, Cantero argumentó que el reinicio de actividades en las escuelas es “decisión del Gobierno de la provincia”. Al mismo tiempo, planteó que el objetivo de concretar el reencuentro es una demanda de los propios alumnos. “Interpretamos el deseo de los estudiantes, expresado en los múltiples encuentros virtuales que con ellos sostuvimos”, concluyó.