El sindicato de docentes públicos de Santa Fe (Amsafe) decidió no participar de las actividades presenciales dispuestas por el Ministerio de Educación de la provincia para la primera quincena de diciembre, consistente en encuentros de pequeños grupos de alumnos en las escuelas.

“No están dadas las condiciones epidemiológicas ni sanitarias, ya que sigue habiendo circulación comunitaria de Covid-19”, fue uno de los argumentos esgrimidos por los maestros. A través de un plenario, la el gremio resolvió no realizar actividades presenciales con alumnos como anunció la cartera educativa.

Entre los fundamentos de la decisión, el sindicato señaló que “el derecho a la educación se garantiza comenzado por cuidar la salud y la vida de los y las que enseñan y aprenden”. En un comunicado, la entidad gremial agregó que para adoptar la decisión del regreso a la presencialidad “no fueron analizadas las situaciones de las localidades” de la provincia.

Además, Amsafe planteó que “no está garantizado el transporte ni las licencias con reemplazantes para los trabajadores pertenecientes a los grupos de riesgo o con niños a cargo”, y que “las definiciones fueron tomadas de manera unilateral por parte del Gobierno provincial, desconociendo los acuerdos paritarios nacionales que hablan de instar al diálogo permanente y la negociación colectiva”.

El Ministerio de Educación provincial anunció esta semana la preparación de encuentros presenciales para la primera quincena de diciembre, con el fin de retomar el contacto y que “la distribución de cuadernos se haga de manera presencial”. La ministra Adriana Cantero dijo que se hará “en pequeños grupos que permitan que las chicas y los chicos tengan una revinculación con sus maestros”.

Explicó que se piensa en “pequeños grupos de no más de 7 u 8, en una jornada reducida, pero que permita recibir orientaciones y tener los primeros diálogos”. Sostuvo Cantero: “Para nosotros es muy importante esta instancia porque estamos trabajando mucho en las trayectorias pedagógicas que se están dando en el marco de una pandemia”.

De todos modos, el regreso a la escuela para esos contactos de revinculación presencial es voluntario, ya que los docentes consultaron durante la semana a los padres para saber si van a asistir o no a la convocatoria. La entidad gremial de los maestros destacó que “las y los trabajadores de la educación que nunca dejaron de enseñar” durante la pandemia, ya que desde “el inicio del aislamiento preventivo sostuvimos el vínculo con los y las alumnas y la comunidad, buscando distintas estrategias, con la sobrecarga laboral que ello implica”.