La ministra de Educación de la provincia, Adriana Cantero, brindó precisiones acerca de cómo se irá concretando paulatinamente el regreso a las clases presenciales en Santa Fe y anunció: “Nos vamos preparando progresivamente para ver si el año que viene podemos restituir la presencialidad, aunque sea con un sistema de alternancia”. Mientras tanto, la Cámara de Diputados aprobó un esquema de regreso a las aulas en 2021.

“En la primera quincena de diciembre la distribución de los cuadernos se hará de manera presencial, en pequeños grupos, que permita que las chicas y los chicos tengan una revinculación con su maestros, pequeños grupos de no mas de 7 u 8, en una jornada reducida, pero que permita recibir orientaciones y tener los primeros diálogos”, manifestó Cantero.

En ese sentido, la ministra aclaró que “la idea no es solo hacerlo para las localidades del interior, sino también en las grandes ciudades de la provincia, atento a lo que nos diga el Ministerio de Salud”. Respecto de la cantidad de encuentros posibles, Cantero declaró que “podrían ser dos en esa quincena, pero dependerá mucho de la planificación institucional, de lo que los directores vayan planteando de acuerdo a la cantidad de alumnos de cada escuela y para esos encuentros de distribución de materiales que queremos que llegue a las manos de cada estudiante”.

Por otro lado, la titular de la cartera educativa hizo mención al regreso en el nivel secundario: “Tenemos que darle una gran importancia a la dimensión afectiva en el aprendizaje, esto lo piden los mismos chicos y chicas a través de los centros de estudiantes con quienes hemos tenido encuentros virtuales muy frecuentes”.

“Para ello estamos planificando todo el trabajo que debemos hacer en esta etapa de revinculación y acompañamiento, sobre todo en los adolescentes que van teniendo menos frecuencia de conexión, vamos a estar buscándolos y trabajando con ellos en un gran proyecto intersectorial compartido con Desarrollo Social, con Salud y con Trabajo, durante todo el verano”.

Proyecto aprobado en Diputados

Diputados aprobó una iniciativa para que el Poder Ejecutivo - por intermedio del Ministerio de Educación- arbitre los medios pertinentes para que se establezcan, con debida anticipación, todas las medidas tendientes para garantizar mediante los protocolos correspondientes, el retorno a la modalidad presencial en todos los niveles para el ciclo lectivo 2021, con el claro objetivo de otorgar continuidad pedagógica y revinculación aúlica a toda la población educativa.

“Sin excusas y con la debida previsibilidad debemos garantizar que no se produzca un episodio de catástrofe educativa en todo el territorio de nuestra provincia. Las clases deben ser presenciales, todo este proceso vivido ha evidenciado una situación de enorme desigualdad, que los chicos no vayan a la escuela por un tiempo tan prolongado, en particular los más vulnerables, es una catástrofe”, dijo el diputado del Partido Demócrata Progresista (PDP), Germán Real, autor de la iniciativa.

El proyecto fue consensuado en el marco del trabajo parlamentario de la comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados de la Provincia y resume pautas a considerar para una convivencia de la presencialidad aúlica con el Covid-19: Contemplar un sistema de escolaridad que combine clases presenciales y virtuales sólo en aquellos casos que tengan acceso permanente; atender prioritariamente a la población estudiantil que no ha podido acceder a las propuestas de educación a distancia durante el aislamiento obligatorio por no contar con conectividad a Internet, dispositivos tecnológicos y demás condiciones necesarias y considerar especialmente a los estudiantes con mayores dificultades para sostener sus trayectorias educativas.

El mismo proyecto también incorpora la necesidad de evaluar acciones aplicables a los grupos de estudiantes que asisten a los últimos niveles educativos, a fin de articular el paso al nivel siguiente superior en mejores condiciones. También, posibilitar la realización de actos de fin de ciclo de forma presencial en espacios abiertos y con grupos reducidos, contemplando los protocolos y medidas sanitarias previstas para cada caso. Otro punto tiene que ver con organizar el modo de socialización en los espacios de recreos y comedores escolares tomando los recaudos sanitarios pertinentes. Y por último, generar espacios de diálogo y reflexión intraescolar “para ofrecer a los estudiantes contención, apoyo emocional y la posibilidad de compartir la experiencia vivida, producto del impacto que tendrá esta pandemia en sus vidas”, sostuvo el legislador.