El Gobierno provincial quiere iniciar el ciclo lectivo 2021 en forma presencial el 15 de marzo, según la propuesta elevada a Nación. La idea es posponer el calendario escolar actualmente vigente y superponerlo con el próximo durante los primeros meses del año que viene. De esta manera se cumplirían los 180 días obligatorios.

Además, se busca que los actos de colación pasen para febrero o marzo próximos, abriéndose la posibilidad de que sean presenciales. Cabe destacar que muchas familias y bloques políticos venían reclamando la posibilidad de poder asistir a los mismos, pero teniendo en cuenta la cercanía de diciembre, se veía poco factible desde el punto de vista académico.

En cuanto al calendario escolar, la propuesta es que las dos últimas semanas de febrero sirvan como cierre del ciclo lectivo 2020 para todos los alumnos de 7°, 5° y 6° años. Allí podrán dar una conclusión a la adquisición de competencias clave, y luego a la evaluación final. De superar estas instancias, iniciarán el ciclo 2021 pocos días más tarde.

Estas cuestiones serán evaluadas por el Consejo Federal de Educación. Mientras tanto, la ministra de Educación provincial, Adriana Cantero, participó del segundo Foro de Líderes de la Educación, donde disertó sobre “La gestión educativa en tiempos de cuarentena”.

“Este ha sido un año excepcional e inédito. Hay un antes y un después de esta pandemia que irrumpió en la escena escolar sorprendiéndonos y dejando a las escuelas en una especie de incertidumbre al perder el eje vertebrador de la presencialidad, que siempre articuló la lógica de la escuela”, señaló.

“El sistema educativo está vivo, tuvo gran capacidad de reacción y salió al ruedo. En ese sentido todos hicieron un gran esfuerzo: los chicos para adaptarse a un nuevo modo de vincularse con la escuela, los docentes que buscaron todas las estrategias posibles y también las familias o los entornos inmediatos que acompañaron con algunas mediaciones”, agregó.